La Nueva Regulación Financiera

Protección al consumidor en la Reforma Obama
Fernando Zunzunegui

Publicado en El Economista

FinancialReformLa principal novedad del Plan Obama de reforma financiera es su visión de los intereses en juego. Coloca al consumidor en el centro del sistema. En línea con las decisiones adoptadas en el G-20 ofrece soluciones técnicas a los fallos de mercado. Entre otras medidas, mejora la regulación de los intermediarios y productos financieros, extiende la aplicación de la normativa prudencial bancaria a las demás entidades financieras que crean riesgos sistémicos, como los hedge funds, y obliga a registrarse a las agencias de rating. A su vez controla la emisión de productos complejos como los bonos que permiten la circulación de los préstamos hipotecarios. En los aspectos institucionales refuerza el poder de la Reserva Federal y crea un organismo para gestionar las crisis bancarias. Pero estas reformas, siendo importantes, no suponen ninguna novedad. Son la evolución natural de sistema actual de regulación financiera. Estábamos ante un sistema envejecido, nacido como consecuencia de la crisis del 1929, que ahora se renueva.

Lo que supone una verdadera novedad es el cambio del punto de gravedad del sistema. Hasta ahora la regulación financiera era una regulación de mercado, basada en la transparencia. Se consideraba que para asegurar el buen funcionamiento del mercado bastaba con la full disclosure. La luz es el mejor desinfectante. Siempre se ha dicho que con información completa los inversores pueden tomar decisiones fundadas. Pero este sistema está en crisis. Los mercados financieros son por naturaleza complejos. Los folletos y condiciones generales de la contratación financiera no bastan para proteger al inversor. Así, en la reforma se introduce el pilar de la sencillez en la información.

La protección del consumidor constituye una pre-condición para el buen funcionamiento del sistema financiero. Por supuesto que las normas que protegen la solvencia de los bancos son importantes. Son técnicamente necesarias. Pero son insuficientes. Sin la confianza del usuario no se pueden prestar servicios financieros. Los intereses de los consumidores deben estar presentes en la reforma del sistema. Los consumidores deben participar directamente en los órganos de gobierno de los supervisores financieros. La Reserva Federal ha permanecido ajena a los intereses de los consumidores. Los banqueros centrales y en general los supervisores financieros no son sensibles a los problemas de los consumidores. Se debe asegurar que el interés de los usuarios es tenido en cuenta al redactar las normas y supervisar su cumplimiento. A veces se olvida que los servicios financieros son para los usuarios, que deben satisfacer sus intereses. El objetivo de la banca no puede limitarse a distribuir sus productos para ganar comisiones. Hay que atender a la demanda, a las necesidades de los consumidores que la banca debe satisfacer: necesidades de crédito, de asesoramiento en las inversiones, de servicios de pago. En estos momentos de crisis, la falta de atención a los intereses de los usuarios demuestra la disfuncionalidad del sistema.

La principal novedad de la Reforma Obama es haber identificado la protección del consumidor como el principal interés a tener en cuenta al reformar los mercados financieros. Por esta razón propone la creación de una Agencia federal de protección de los consumidores financieros, para asegurar la sencillez y equidad en la prestación de servicios financieros. En España fuimos pioneros en este tipo de iniciativas. Desde el año 2002, está previsto el nombramiento de un Comisionado para la protección del consumidor financiero. Pero sigue vacante ante la rebeldía de quienes tienen la obligación legal de designarlo.

Referencia
Francisco Álvarez Molina, Plan Obama de reforma de la regulación financiera, en el Blog No le digas a mi madre que trabajo en Bolsa –
Bitácora de divulgación de la cultura financiera y bursátil

Anuncio publicitario

4 Respuestas a “La Nueva Regulación Financiera

  1. Totalmente de acuerdo, y muy bien expresado el problema actual que está creando el capitalismo descontrolado.
    .
    Podemos perfectamente catalogar a Obama como el nuevo Herbert Hoover.

    • Totalmente en desacuerdo.El problema es el Estado, el nuevo dios. Crea billetes de la nada y los reparte. Jesucristo por lo menos necesitó unos cuantos panes y peces, estos sacan el dinero de la nada. Ver, Así habló Zaratustra ( Del nuevo Ídolo). No hay nada mas ignorante que una hombre informado, como su propio nombre indica, in-formado. Para formrse hay que ver (observar) y estudiar, no basta con oir. Los burros tienen las orejas largas.
      Este enlace te abrirá un poco los ojos, si no estás ciego: ttp://newmedia.ufm.edu/gsm/index.php?title=Entrevista_a_Jes%C3%BAs_Huerta_de_Soto_por_Marta_Yolanda_D%C3%ADaz-Dur%C3%A1n

  2. jose antonio b.

    Para él o ella: Marga
    Equivocado(a), irreverente y grosero(a).
    No entiendo cómo no se ha suprimido ese comentario, y de paso éste. Supongo, que don Fenando es muy benigno y tolerante.
    .
    Además, don Fernando no debe permitir en su blog enlaces a otros, sin permiso. Es de muy baja condición el realizar esta maniobra.

    • «Sobre la tierra, nada existe mas grande que yo: yo soy el dedo ordenador de Dios». Así ruge el monstruo.¡ Y no son sólo los de orejas largas y vista corta los que se postran de rodillas!
      Esto está escrito hace mas de cien años, y también es irreverente . Hacer reverencias es fácil.
      Y que quede claro que el anterior alude a tu comentario, no a don Fernando.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s